mode_edit
SáBADO 25 DE NOVIEMBRE DEL 2017 | 00:00:00

El consumidor se pone las gafas de realidad virtual para ver el futuro del retail

Fecha Publicación: 05/05/2017

Puede que en el ámbito privado la realidad virtual sea todavía una suerte de entelequia, pero en el ámbito público, en particular en el universo del retail, esta tecnología tiene un próspero futuro por delante.

Según un reciente estudio de la consultora Elaboratum, el 54% de los consumidores tiene el firme convencimiento de que la realidad virtual está realmente en condiciones de ayudarle a conocer mejor los productos en los que tiene la mirada puesta.

El 39% de los consumidores cree asimismo que la introducción de la realidad virtual en los puntos de venta tendrá un considerable impacto en sus decisiones de compra. El 36% va más allá y asegura que, en caso de duda, inclinaría la balanza a favor de los retailers que han integrado ya esta tecnología en el punto de venta.

Eso sí, para que el consumidor reciba de verdad con los brazos abiertos a la realidad virtual en la retail, esta tecnología debe estar pertrechada realmente de valor añadido (además de estar fuertemente conectada con el producto), advierte Elaboratum en su informe.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Se puede dejar de fumar con la realidad virtual?

El principal obstáculo al que se enfrentan los retailers a la hora de tirarse a la piscina de la realidad virtual es el relativo a la novedad (y hasta cierto punto rareza) de esta tecnología. No obstante, una vez superada esta barrera (en modo alguno insalvable), los retailers tienen muchas posibilidades de conectar con el cliente y retenerlo a su vera durante muchísimo tiempo.

De hecho, más de la mitad de los consumidores que han tenido ya la oportunidad de probar en primera persona la realidad virtual en el punto de venta favorecería a los retailers aprovisionados de esta tecnología.

Si bien el género no tiene influencia alguna en el afecto prodigado por el consumidor a esta tecnología, las cosas cambian cuando tenemos en consideración la edad y no el género.

Como ya cabría esperar, los más jóvenes están mucho más abiertos a la realidad virtual en el retail que los consumidores de mayor edad.

Noticias Relacionadas