mode_edit
VIERNES 24 DE NOVIEMBRE DEL 2017 | 00:00:00

Florida combate el zika utilizando mosquitos transgénicos

Fecha Publicación: 19/04/2017

Miles de mosquitos transgénicos infectados con bacterias fueron liberados el martes en Key West para probar una nueva forma de matar a los insectos transmisores del zika y otros virus.

El Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida liberó a unos 20.000 mosquitos machos que la compañía MosquitoMate, con sede en Kentucky, infectó con la bacteria Wolbachia, la cual suele encontrarse normalmente en la naturaleza.

Una vez que los mosquitos transgénicos se reproduzcan con las hembras silvestres, sus crías no alcanzarán la etapa adulta. Los mosquitos macho no pican y la Wolbachia no es dañina para los humanos.

"Los huevos ni siquiera eclosionarán", dijo Stephen Dobson, fundador de MosquitoMate.

TE PUEDE INTERESAR:  Científicos chinos desarrollan un posible inhibidor contra el zika

Los mosquitos infectados fueron trasladados vía aérea el martes desde Lexington, Kentucky, hasta Key West en tubos de cartón similares a los de los rollos de papel higiénico. El personal liberó a los insectos en el sitio de pruebas de Stock Island, una zona residencial y comercial de unas 10,1 hectáreas (25 acres) ubicada justo al norte de Key West, informó Andrea Leal, directora ejecutiva del distrito.

"Les gustó la humedad", dijo Leal. "Eran mosquitos muy felices".

Se prevé que la prueba dure alrededor de tres meses, durante los cuales se liberarán mosquitos dos veces por semana. Por cada hembra silvestre se deben liberar siete machos infectados con Wolbachia para lograr reducir la población de mosquitos, señaló Dobson.

El distrito ha explorado nuevas formas de reducir la población del mosquito Aedes aegypti, que prospera en ambientes urbanos y puede propagar el zika, el dengue y la chikungunya.

Las pruebas que se realizan en los Cayos de Florida son las segundas que lleva a cabo MosquitoMate en Estados Unidos con la especie Aedes aegypti, luego de las efectuadas el año pasado en Clovis, California. Stock Island se ubica unos 210 kilómetros (130 millas) al suroeste de Miami, donde el año pasado se les atribuyó a los mosquitos Aedes aegypti la propagación del virus del zika.

Funcionarios de los Cayos aún sopesan realizar una prueba por separado con la empresa de biotecnología británica Oxitec, para producir crías de mosquitos Aedes aegypti que mueran fueran del laboratorio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó en un principio las pruebas en la zona residencial cercana a Key West, pues —según dijo— no afectarían de manera importante al medio ambiente, pero la oposición de activistas y de un sector de la población obligó al distrito a hallar un nuevo sitio para las pruebas.

Noticias Relacionadas